Impulso empresarial vs imposición legislativa

Según una noticia de hoy en La Vanguardia, la Generalitat de Catalunya estudia prohibir las bolsas de plástico en los comercios u obligar a que se pague por ellas al consumirlas.

Obviando que el precio de las bolsas ya está incluido en el precio de los productos que se compran, ya que son un coste para los comercios y, como tal, tienen que cubrirlo para tener beneficios, desde mi punto de vista el tema puede contemplarse desde otra perspectiva.

Tomando por cierto que el uso excesivo de bolsas de plástico es perjudicial para el medio ambiente, parece relativamente fácil acostumbrar a la sociedad a usar otro tipo de bolsas para transportar los productos de sus compras. Ya sean las tradicionales bolsas de tela para el pan, los carritos de la compra, la típica “senalla”…

En bastantes paises de Europa Central, como Austria, ya hace bastantes años que la medida de hacer pagar unos céntimos a los consumidores por cada bolsa de plástico que consumas se aplica, aunque desconozco si la medida surgió por parte de las empresas o fué una imposición de la Administración.

A mi me parece que una medida como ésta, que no necesita demasiada regulación ni inversión para ponerse en marcha y que puede ser de ayuda para conservar el medio ambiente y la sostenibilidad, debería adoptarse por parte de las empresas motu propio, como forma de demostrar que de una u otra forma están implicadas en el desarrollo sostenible de la sociedad y que sus políticas de RSC no son acciones de cara a la galería.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.