Los Rockefeller contra Exxon

vs

La semana pasada el nombre de la petrolera Exxon y el apellido Rockefeller aparecieron juntos en multitud de titulares de prensa de todo el mundo debido a que varios de los muchos descendientes del fundador de la petrolera, aún accionistas de la misma, presentaron varias propuestas que, de ser aprobadas por la junta de accionistas, podrían haber cambiado la orientación de la empresa respecto a su actividad y la estructura de dirección de la misma.

Una de las propuestas de los Rockefeller, la referente a la estructura de dirección de Exxon, pretendía que la actual posición de presidente y consejero delegado (chairman y CEO), actualmente ocupada por Rex Tillerson, se desdoblase y se crearan las dos funciones, es decir, adoptar una estructura más europea donde la presidencia del consejo y la presidencia ejecutiva son posiciones ocupadas por diferentes personas.

Por lo que se ha comentado en los medios, lo que los Rockefeller venían a defender es que cuatro ojos ven más que dos, y que con las posiciones desdobladas la compañía sería más capaz de adaptar su estrategia futura a las necesidades de mercado en el turbulento negocio del petróleo.

Evidentemente, el señor Tillerson, conocido por sus reticencias a investigar sobre el uso de energias alternativas al petróleo, no estaba por la labor de ceder ni una pizca del poder que ostenta, por lo que la oposición frontal de la empresa a éste requerimiento de los miembros de la podersa familia estaba cantada.

Debido a la sonoridad del apellido Rockefeller y a su poder para aparecer en los medios, parecía que la iniciativa conseguiría sufientes adeptos como para prosperar, pero subestimaron el poder de Mr. Tillerson y finalmente éste consiguió recabar los apoyos suficientes como para que la propuesta no saliera adelante.

Cabe decir, que en Estados Unidos lo más habitual es que las posiciones de presidente y consejero delegado estén ocupadas por la misma persona. Además, Tillerson defendió su actuación al frente de la compañía con los resultados económico-financieros de los últimos años, que han sido francamente buenos.

Por otro lado, los Rockefeller presentaron varias propuestas en las que pedían a la dirección de Exxon que la compañía hiciese más esfuerzos de cara a la búsqueda de energías alternativas, la reducción de emisiones de gases que provocan efecto invernadero y dar cuenta de las actividades de la empresa respecto al cambio climático.

Tampoco tuvieron éxito en éste caso los descendientes del fundador de la antigua Standard Oil y el todopoderoso Tillerson rechazó el cambio de posicionamiento de la compañía que dirige argumentando que lo que había generado los buenos resultados financieros de Exxon era su especialización y alta tecnología en el negocio del petróleo, por lo que cambiar perjudicaría a sus accionistas y esto no es lo que ellos buscan.

Argumento éste típicamente económico, llevando al extremo la relación principal-agente y defendiendo su alta especialización en lo que hacen para argumentar que si alguien quiere invertir en energias renovables, que compre acciones de empresas de ese sector, no que pretenda cambiar el negocio de las petroleras.

En mi opinión, el argumento de Mr. Tillerson sería bueno siempre que no estuviéramos en un mundo en el que parece -repito, parece- que el petróleo se está terminando, que la aparición de nuevas tecnologías que nos hagan menos dependientes del petróleo es más o menos una realidad y que la propia actividad de Exxon y los usos que se hacen del principal producto que vende se están cargando el medio en el que vivimos.

Debido a la escalada de precios, la crisis mundial y demás noticias que últimamente aparecen en los medios de comunicación, parece que ha llegado el momento en el que se vislumbra un principio real de cambio en la economía global al que todos podemos contribuir de una manera u otra.

Y me pregunto, si los Rockefeller no pueden vencer las resistencias al cambio, ¿podremos los García, López, Smith u otros con apellidos más sencillitos? :)

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.