La subida de precios se carga la dieta mediterránea

En las últimas semanas, el aumento del precio de materias primas y alimentos básicos ha sido protagonista de numerosos titulares en periódicos y ha ocupado númerosos minutos en televisión, contribuyendo a la sensación de ahogamiento financiero que muchas familias están sufriendo.

Aparte de hacerselo pasar mal durante un tiempo a las familias con niveles de renta bajos e incluso provocar algunas hambrunas en países en vías de desarrollo, la escalada de precios de los alimentos puede terminar con una cultura culinaria que aspira a ser declarada Patrimonio de la Humanidad, la dieta mediterránea.

Según un artículo de la edición de ayer del The Wall Street Journal versión papel, el alto precio de alimentos básicos de la dieta mediterránea como la fruta, los vegetales o la pasta están provocando un cambio en la alimentación de las familias italianas, que están abandonando apartando estos alimentos de su dieta para sustituirlos por una dieta basada en alimentos procesados más baratos pero altos en grasas, azúcares y sal.

Éste cambio de hábitos alimentarios está aumentando el número de individuos con problemas de obesidad, número ya alto debido a los hábitos de vida sedentarios que mucha gente desarrolla. Según la Organización Mundial de la Salud, más del 12 % de los adultos italianos eran obesos en 2005, aún lejos del 3o % que reflejan las cifras en EEUU, pero doblando la cifra desde el 7 % de obesos italianos registrados una década antes.

Pero no todo son pulgas a perro flaco, ya que uno de los grandes beneficiados de ésta escalada de precios son las cadenas de supermercados de descuento como Lidl, Dia o Carrefour, que ven aumentar el número de personas que realizan la compra en sus establecimentos en busca de unos precios más bajos.

Desde mi punto de vista escéptico, no creo que en el mundo no se estén produciendo suficientes alimentos como para que sus precios sean tan altos ni para que haya gente que se muera de hambre, sino que la escalada de precios se debe a motivos más oscuros relacionados con la geopolítica y la sostenibilidad de la especie humana.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.