Palabras más, palabras menos

Los problemas no se solucionan con palabras, exposiciones, discursos ni buenas intenciones. Éstas herramientas sirven para dar a conocer problemas, para que lleguen a todos los ciudadanos, para descubrir como se tratan problemas similares en otros rincones del mundo… y en ocasiones sirven también para ganar votos, para fomentar la inversión, para dar pelotazos urbanísticos y para generar suculentas comisiones.

Es decir, el principal objetivo formal de las exposiciones es informar y, en ocasiones, informar de los problemas existentes en el mundo o en una determinada región. Pues bien, muchos de los problemas que tenemos hoy en dia no se solucionan informando, básicamente, porque todos sabemos ya de su existencia.

¿Acaso no sabemos que en muchos lugares del mundo la gente se muere de hambre? ¿No somos consciente de que el tabaco es nocivo para la salud? ¿Ignoramos que no deberíamos derrochar agua? ¿Desconocemos que las acciones del hombre generan gases que provocan el efecto invernadero y que deberíamos intentar reducirlas?

Todos estos problemas y muchos más no se solucionan informando de que existen, sino actuando.

¿Realmente pensaba alguien que la Expo de Zaragoza serviría de algo en lo referente al uso del agua?

Sin hechos las palabras son inútiles.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.