El plan de rescate y el riesgo moral

El sistema financiero mundial está enfermo, muy enfermo. No es nada nuevo, pero lo malo es que no sabemos exactamente que órganos están infectados ni con que gravedad. El Gobierno de Estados Unidos ha aprobado un plan que supone gastar un 5 % de su PIB (dinero de los contribuyentes, por supuesto) en adquirir los activos más arriesgados de los bancos y entidades hipotecarias. En Gran Bretaña, después de nacionalizar Northern Rock, el Gobierno pretende hacer lo mismo con Bradford&Bingley (ya lo ha hecho, según la BBC).

Éstas acciones, destinadas a recuperar la normalidad del sistema financiero, chocan de frente con la teoría clásica del riesgo moral (en corto, si sabes que no tendrás que asumir las consecuencias de tus acciones, actuarás de forma arriesgada), ya que las decisiones erróneas tomadas por los directivos y, en última instancia, accionistas, de los grandes bancos son soportadas por todos los ciudadanos via ayudas gubernamentales.

Desde mi punto de vista, el punto clave de la discusión es saber si éstas medidas realmente van a servir para “limpiar” el mercado de productos “contaminados” o si, por el contrario, son medidas cuya efectividad no está garantizada (mucho me temo que es así) Si con el plan de rescate del Tesoro estadounidense se empieza a ver el camino a seguir y se consigue relanzar toda la economía, bienvenido sea. Si solo ha de servir para salvar la cara de los accionistas de los bancos, debería ser revisado.

Y mientras, los bancos que parece que han sido más conservadores (Barclays, JP Morgan, Santander…)y tienen más capacidad de maniobra, están aprovechando para comprar los restos de los que no han soportado las fuerzas del mercado. Según la BBC, el Santander va a comprar el negocio de depósitos de Bradford & Bingley.

A rio revuelto, ganancia de pescadores.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

Twitter Users
Enter your personal information in the form or sign in with your Twitter account by clicking the button below.